Login
or
Register

Monthly Archives octubre 2020

octubre 30, 2020

Cuáles son las Obligaciones de una empresa

Un empresario está obligado a dar al trabajador un empleo que tenga relación con su perfil profesional, sea un título de formación profesional, universitaria  o cualquier tipo de titulación a la que se haya solicitado. Otra de las obligaciones de una empresa es, garantizar las condiciones adecuadas, que permita al trabajador una asistencia a los programas de formación determinados de acuerdo con la actividad a desempeñar.

El empresario tiene también la obligación de cumplir con lo establecido en la normativa de prevención de riesgos laborales. Esta acción, permanente, tiene el fin de mejorar los niveles de protección existentes.

Obligaciones de los principios de salud laboral

Las obligaciones que se encuentran en los principios generales de la normativa en salud laboral, la LPRL define, en su art. 14 la obligación empresarial de proteger a los trabajadores frente a los peligros laborales y que fuerza al empresario a garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores en todos los aspectos relacionados con este.


La obligación del empresario cara a la prevención de riesgos se específica en una serie de acciones ordenadas y también integradas en la administración global del proceso productivo cuyos principios son:

  • Organizar la prevención en la empresa. La prevención en la empresa no puede darse si no hay alguien que se ocupe de ella, contando con los medios y la capacitación precisa.
  • Planificación: el empresario debe realizar por escrito el Plan de Prevención.
  • Diseñar una actividad sin riesgos: El principio de toda acción precautoria es eludir los peligros. El empresario debe cerciorarse de que los locales, las máquinas, los materiales y el sistema de organización del trabajo, no van a dañar la salud de los trabajadores/as.
  • Valorar los peligros que no se puedan evitar: Aquellos peligros que no hayan podido evitarse han de ser objeto de evaluación por parte del empresario. Hay que saber cuáles son esos peligros y dónde se encuentran, para poder supervisarlos de forma eficiente.

Además de estas obligaciones de la empresa hacia los empleados, existen otras de carácter obligatorio tanto para los propios empresarios como para sus empleados. Por ejemplo:

El sistema de la Seguridad Social tiene una naturaleza contributiva que se fundamenta en la financiación de los empresarios y los trabajadores.

El empresario tiene como obligación inscribir y registrar a los trabajadores que contrate y cotizar por ellos. Para luego ingresar las aportaciones propias y las de sus trabajadores en las Tesorerías territoriales de la Seguridad Social.

Nota: La obligación de cotizar empieza en el instante en que se empieza la relación laboral y concluye con la extinción del contrato de trabajo.

Obligaciones de una empresa no son solo cuestiones legales

¿Alguna vez te has planteado que no es una cuestión sólo legal sino también de reputación e imagen?

Está claro que si incumplimos esos deberes y obligaciones a los que la ley nos obliga puede haber consecuencias. Pero, ¿y la confianza de los clientes? ¿Y la reputación de la empresa? ¿Cuál es el valor de que ésta caiga por los suelos?
Piensa por un momento en los activos de tu empresa. Quizás te vengan a la cabeza activos inmobiliarios, el listado de clientes, o bases de datos, o tal o cual tecnología, o tal o cual metodología.

En una situación en que la reputación de la empresa se ve dañada todo puede pender de un hilo.
Así que quizás no es descabellado pensar que la reputación de una empresa es el principal activo que tiene, el más importante, en el que se sustenta su supervivencia en el mercado.

Para eludir sanciones las obligaciones de la empresa son fundamentales

La manera más eficaz de eludir las sanciones es cumplir la regla.
Adelantarse a la legislación. Siendo proactivos y con un buen asesoramiento externo podemos adelantarnos a los posibles cambios legislativos que se generen. Resguardar y prosperar el activo reputacional de la empresa, como su imagen pública.


Cada caso es diferente y por este motivo lo mejor es someterse a un diagnóstico adaptado merced al que, con ayuda de especialistas en asesoramiento empresarial, se adviertan las obligaciones y necesidades legales.

Obligaciones fiscales de la empresa

Antes de comenzar la actividad empresarial:


El empresario debe presentar la declaración censal (modelo 36 o 37).
Registrarse en el Impuesto de Actividades Económicas (solo si está sujeto a este impuesto y se va a hacer en los modelos 840/848. Si está exento servirá con presentar el 36 o el 37.

Después de empezar con la actividad:

El empresario deberá presentar las declaraciones del Impuesto sobre el Valor Añadido trimestralmente (modelo 303) y un resumen anual (modelo 390)

Debe declarar sus ingresos:
Si tributa por el Impuesto sobre la Renta – IRPF (autónomos, sociedades civiles y comunidades de recursos sin personalidad jurídica); trimestralmente deberá realizar los pagos fraccionados a cuenta (modelos 130 y 131) y anualmente la declaración del IRPF (modelo D-100).


Si tributa por el Impuesto de Sociedades (sociedades mercantiles y sociedades civiles con personalidad jurídica y objeto mercantil); trimestralmente deberá realizar los pagos fraccionados a cuenta (modelo 202) y anualmente la declaración del Impuesto de Sociedades (modelo 200).


Si efectúa pagos sometidos a retención, ya sea por tener empleados, o bien por realizar pagos a profesionales, por abonar rendimientos del capital mobiliario deberá presentar, (modelos111, 190).


Deberá también, efectuar la declaración anual de operaciones con terceros a lo largo del mes de marzo, cuando en el año anterior hayan efectuado operaciones con otra persona o entidad que en conjunto hayan superado los 3.006 €. Para este caso el modelo es el 347.

Una vez se finaliza la actividad empresarial:

El empresario, al finalizar su actividad empresarial deberá presentar la declaración censal (modelo 36 o 37) en el plazo de un mes.

También, por otra parte, presentar la baja en el Impuesto de Actividades Económicas, solo si está sujeto a este impuesto y se hará en los modelos 840/848.

Si está exento servirá con presentar el modelo 36 o el 37 en el plazo de un mes desde el cese de actividad.

Obligaciones contables en la empresa

El libro de inventarios y cuentas anuales comienza con el cómputo inicial detallado de la empresa en cuestión. Por lo menos, trimestralmente, se transcribirán con sumas y saldos los cómputos de comprobación. Asimismo, se transcribirán el inventario de cierre de ejercicio y las cuentas anuales.

El libro diario registra diariamente todas y cada una de las operaciones relativas a la actividad de la empresa. Sin embargo, se considerará válida la anotación conjunta de los totales de las operaciones por periodos inferiores a un mes, siempre que aparezca en otros libros o registros, en concordancia con la naturaleza de la actividad tratada.


Las cuentas anuales han de ser redactadas con claridad, mostrando la imagen leal del patrimonio, de la situación financiera y de los resultados de la empresa, conforme con las disposiciones legales. Por esta razón, en la contabilización de las operaciones, no solo se atenderá a su forma jurídica, sino más bien a su realidad económica.

Sticky
0
octubre 28, 2020

Cómo montar una empresa

ideas para montar una empresa

Si estás buscando como montar una empresa en plena era digital, y es tu año oficial como emprendedor, debes ser conocedor de múltiples pasos antes de hacerlo. Para crear una empresa hoy en día ya no es suficiente con abrir tu negocio y que tus clientes comiencen a llegar. La competencia es mayor y el negocio offline debe complementarse con una versión online que represente con precisión los valores y servicios de tu proyecto empresarial.

De ahí que, para facilitarte el camino y que no pierdas tiempo buscando entre miles y miles de blogs, aquí encontrarás consejos indispensables a fin de que tu negocio arranque en la dirección adecuada.

5 pasos para montar una empresa

como montar una empresa
  • Determinar la forma jurídica
    Lo primero es determinar la clase de empresa que crearás y estipular la forma jurídica: sociedad anónima, sociedad limitada, cooperativa… para valorar que opción es la que más te conviene, te recomendamos que te pongas en contacto con nuestra consultoría.
  • Capital social
    Depositar en una entidad una cantidad de dinero, que cambiará dependiendo del capital social demandado en todos y cada uno de los casos anteriores. Para una sociedad limitada el mínimo son 3.000 euros, y para una sociedad anónima el capital no va a poder ser menor de 60.000 euros.
  • Pedir el NIF
    Conseguir el Número de Identificación Fiscal en Hacienda, primero el provisional, presentando la documentación precisa (modelo 36, copia de la escritura de constitución y copia de los estatutos), y después el definitivo (no más tarde de los 6 meses) presentando la escritura.
  • Inscripción en el Registro Mercantil
    Inscripción de la empresa en el Registro Mercantil Provincial para conseguir la plena competencia jurídica. Se realizará en la oficina del Registro Mercantil de exactamente la misma provincia donde la empresa esté domiciliada.
  • Alta del IAE
    Hay que registrarse en el Impuesto sobre Actividades Económicas con la actividad empresarial que se realizará, en una oficina de la Hacienda.

Otras cosas que debes hacer

montar una empresa

Además de todo lo anterior, debes también efectuar otros tramites necesarios.

Certificación negativa
Desde el Registro Mercantil Central, tendrás que obtener la Certificación negativa del nombre de la sociedad (CNN) que acredite la exclusividad y no existencia de otra sociedad con exactamente el mismo nombre. Se puede gestionar presencialmente, con un impreso en las oficinas del Registro Mercantil, por correo o bien mediante la página web.

Creación de la sociedad
Debes efectuar una escritura pública ante notario en el que los asociados firman la constitución de la sociedad.


Libros de sociedades
Legalizar los libros de sociedades (libro de inventarios, libro de cuentas anuales y libro diario) en el Registro Mercantil pertinente de la provincia. Consiste en poner un certificado oficial en la primera página de los libros y marcar el resto de las hojas con el sello del Registro.

Registro de patentes y marcas
Registro de signos propios como pueden ser palabras, oraciones, imágenes o bien símbolos en la Oficina De España de Patentes y Marcas, puesto que haber registrado previamente una denominación en el Registro Mercantil no significa tenerla protegida como marca.

Y por último, la puesta en marcha
Tras efectuar las gestiones precedentes estarás prácticamente listo para iniciar tu negocio. Si bien, en dependencia de la tipología es posible que debas hacer algún tramite más. Por ejemplo, si tienes trabajadores deberás comunicar la apertura del centro de trabajo a la Dirección Provincial del Ministerio de Empleo y Seguridad Social y conseguir un libro de visitas para las inspecciones. Además de esto, es muy aconsejable conseguir un certificado electrónico para poder firmar la documentación electrónicamente y agilizar procesos. Si quieres externalizar todos estos trámites y otros tanto que tendrás que realizar regularmente, te recomendamos confíes en nuestra asesoría y que simplemente te preocupes de hacer crecer a tu negocio.

Cómo montar una empresa: Claves esenciales

1. Investiga el mercado y analiza todas las posibilidades para tu nueva empresa

No te lances sin más y antes de embarcarte en la aventura de montar una empresa, conoce bien el mercado en el que se mueve tu proyecto. Cada ámbito es un mundo y los negocios no funcionan igual en todos los países y ciudades. Es posible que si te dedicas a la venta on line tu actividad traspase fronteras, pero si lo que ofreces es un servicio o se trata de un negocio físico, tu trabajo se desarrollará en un campo local.

Establece cuáles son las debilidades y las fortalezas de tu negocio:

  • Exactamente en qué puedes prosperar.
  • Qué puntos te hacen más fuerte o te distinguen del resto de empresas.

Asimismo, debes conocer las amenazas que puedes hallar, si podrías superarlas y las ocasiones que te ofrece ese sector. El análisis DAFO es un factor básico para el lanzamiento de una empresa.

2. Si tu empresa es también online, crea una buena estrategia de marketing

Tu estrategia de marketing ha de estar alineada con tus objetivos. Establece dónde se encuentra tu público objetivo y define bien tu cliente potencial, cuáles van a ser tus canales de difusión, de qué forma y con qué asiduidad vas a crear contenidos en tu blog.

3. Elige un dominio con el nombre de tu negocio para una posible página web

Tendrás que tener presencia online, por lo que debes crear una web que te dé visibilidad, si tu nombre y dominio incluyen esa palabra mágica tendrás unos puntos extra. Que registres un nombre de empresa al montarla, no quiere decir que ese nombre quede asimismo reservado en el mundo online.

Recursos Humanos y atención al cliente de la Empresa

Si vas a contratar trabajadores deberás estar al día en los aspectos que competen a la selección de personal y entrevistas de trabajo, bajo el lado empresarial.

La contratación de personal para una empresa ha cambiado mucho en estos últimos años. Redes sociales y blogs se han convertido en un Curriculum Vitae en directo de nuestras habilidades e intereses. No solo Linkedin puede resultar eficaz en ese campo, si buscas un diseñador o un decorador para tu negocio, posiblemente te encuentres con que tienen un portafolio en una web o bien una página en Facebook.

Las redes sociales reflejan nuestra experiencia como cliente. No son pocos los halagos a ciertos negocios, pero tampoco pocas son las protestas.
Controla lo que se afirma de tu negocio en las Redes Sociales y, si existe alguna protesta, responde de forma profesional y procura resolver cada uno de los problemas con ellos.

Sticky
0
octubre 27, 2020

Contratar la contabilidad a una asesoría | Ventajas y desventajas

ventajas contratar contabilidad

¿Eres dueño de un negocio? ¿Piensas en montar un negocio? Si la contestación a alguna de estas preguntas es “sí”, debes tener en consideración que, aparte de tu actividad principal, muchas son las actividades que debes enfrentar en el funcionamiento de tu empresa: funciones administrativas, técnicas, sociales y financieras entre otras tantas.

Debido a la gran cantidad de actividad, muchas empresas prefieren contratar ciertos servicios a una empresa externa para que soporten algunas funciones.  Por ejemplo, contratar los servicios relacionados con la contabilidad de la compañía a un asesor. Pero debes saber que existen ventajas y desventajas al contratar la contabilidad a una asesoría.

 

Ventajas de contratar la contabilidad a una asesoría

contratar contabilidad asesoria

Son muchas las ventajas de externalizar esta clase de servicios:

La contabilidad es una labor difícil que requiere bastante tiempo, un tiempo que podrías invertir en optimizar y potenciar la actividad de tu empresa. Para un ahorro de costes, en numerosas ocasiones son los propios empleados de la empresa los que se hacen cargo de esta labor. Por este motivo, el empresario se verá obligado a contratar más trabajadores que desarrollen el resto de actividades. La experiencia de una empresa externa para realizar la contabilidad puede asegurar mejores resultados. Aparte de aceptar un servicio adaptado que se amolda a las necesidades propias de cada empresario, está al día de los cambios legislativos, labor de investigación que, indudablemente, requiere una elevada cantidad de tiempo para una pyme inexperta.
Contratar la contabilidad a una asesoría evita la obsolescencia, puesto que al estar a cargo de una asesoría profesional la empresa obtendrá acceso a sistemas modernos y de nueva generación.

¿Contratar la contabilidad con la asesoría merece la pena?

Uno de los fallos más frecuentes de los emprendedores y las pymes es intentar cubrir todos y cada uno de los campos que componen la administración empresarial: marketing, producción, ventas, contabilidad, fiscalidad, etc. La principal razón para hacerlo, es la carencia de recursos y la falta de capital.

La contabilidad de una empresa, es un pilar bastante importante, pero hay emprendedores que piensan que lo pueden hacer todo. Muchos orquestan que tienen la capacidad de desempeñar múltiples papeles en la empresa, además, de los tradicionales.

No obstante, muchas empresas ya se plantean si contratar la contabilidad con una asesoría merece o no la pena. Dicho de otra manera, que son más productivos dedicándose a otras tareas que no sean los números y, al ver el tiempo o esfuerzo mental que les ocupa las cuestiones relacionadas con la contabilidad, llegan a la conclusión que contratar a un asesor le sale muy rentable.

Desventajas de contratar la contabilidad con la asesoría

contratar contabilidad

Pese a todos estos beneficios esta clase de externalización asimismo cuenta con ciertos riesgos:

Peligros de seguridad: Contratar una empresa externa supone siempre ceder información privada del negocio a un tercero, de ahí que debas asegurarte muy bien de qué asesor contratas. También es posible que una asesoría pueda tener algún tipo de vulnerabilidad en sus sistemas y poner en riesgo los datos de sus clientes.

Costes no necesarios: Un asesor puede valorar las necesidades de empresa/cliente y hacerle un presupuesto a la medida de sus necesidades. Pero, existe el peligro de que, si no es del todo profesional, se anime a invertir exageradamente en tecnología y hacer que su cliente pague lo que no debe.

También es interesante considerar que la asesoría a la que contrates pueda continuar ofreciéndote sus servicios a largo plazo puesto que, volver  a buscar a otro asesor en el caso de quiebra del primero, es una labor que suele llevar algún tiempo y dedicación.

A menudo, se piensa que solo contratan este tipo de servicios, grandes compañías. Pero al pensar esto, nos equivocamos rotundamente puesto que, cada vez más, pequeñas y medianas empresas optan por externalizar una parte de sus servicios, permitiéndoles dedicarse por completo al crecimiento de su negocio.

Asesoría Física u Online

Si tienes una empresa de un tamaño mediano tal vez sea preferible que te decantes por una consultoría o asesoría física. Es preferible que el asesor se involucre algo más con el cliente y uno de los inconvenientes de la gestión online es la carencia de contacto entre las dos partes. El servicio de una asesoría presencial es más adaptado, y la carencia de involucración del asesor es un factor negativo para la mayoría de empresarios. Muchas de las asesorías online no incluyen ciertos servicios, por ejemplo la contabilidad o el asesoramiento fiscal. Por eso es conveniente que, cuando contrates una asesoría online te asegures de que ofrecen todos estos servicios.

Sin embargo, existen asesorías online que hacen todos los trámites,están capacitadas y son eficientes.

De igual modo, lo mismo pasa con las asesorías presenciales, muchas solo ofrecen servicios de gestoría o pequeños tramites que, para lo que necesitas no te servirá.

Para evitar estos inconvenientes, te aconsejamos que tengas en cuenta ciertos aspectos:

  • Busca alguna asesoría contable que actúe, o haya actuado, en el área de tu empresa, la especialización es esencial.
  • Haz una toma de contacto con múltiples asesorías, sobre todo, las que te hayan recomendado asociados u otros empresarios satisfechos con su servicio.
  • Pregunta quién se ocupará de manera directa de tu contabilidad (ha de ser alguien específico), que te señalen su capacitación y experiencia, y cómo será la comunicación.
  • Escoge la asesoría que sepa explicarte bien las cosas, de este modo, aparte de aconsejar, te aportará valor.
  • Si puedes, investiga sobre otros clientes de la asesoría, recientes y antiguos, y cuál fue su trayectoria con esa asesoría.
  • Estudia la reputación de esa empresa por Internet y examina qué comunican en sus redes sociales, en el caso de que las tengan.

Una vez valorados los inconvenientes y ventajas de cada opción puedes elegir la asesoría que más te interese.

Sticky
0
octubre 25, 2020

Cambiar de Asesoría ¿Cómo tramitar el cambio con éxito?

Cuando acaba el año, muchos autónomos y empresas se plantean cambiar de asesoría. El motivo principal es que el consultor haya cometido un fallo que produzca una sanción. Pero, hay otras causas como el coste del servicio o bien la calidad de la atención prestada.

Como empresario debes conocer cuáles son las necesidades de tu negocio y buscar una asesoría que pueda gestionar todo el servicio que necesitas.

¿Por qué razón cambiar de asesoría?

cambiar de asesoria

Si consideras que tu actual asesoría, ya sea fiscal, laboral o contable:

  • No cubre las expectativas que tenías al comienzo.
  • Tiene un coste elevado para el servicio que ofrece.
  • No te notifica de las novedades legales y debes preguntarle si las noticias que has leído o bien escuchado te afectan o no.
  • No te notifica sobre subvenciones o ayudas que puedan ser beneficiosas para tu negocio.
  • Tarda en contestar a mails o devolver tus llamadas.
  • No te notifica anticipadamente de la situación de tu negocio, debido a que tarda bastante en contabilizar las facturas. Siempre espera al último instante.
  • No cumple los plazos o lo hace en el último momento.
  • No te deja tiempo para prever el dinero que precisas para cubrir impuestos, seguros sociales, entre otras obligaciones.
  • Ha tenido múltiples fallos leves y ya no tienes la misma confianza que tenías.
  • No te facilita datos de tu empresa cuando se los pides y siempre debes andar detrás de los responsables para que te faciliten los datos que necesitas en un momento dado.
  • No aporta valor añadido a tu negocio.
  • Es un mero tramitador de impuestos y nóminas.
  • No la ves comprometida contigo ni con tu negocio. Sientes que eres un número más y que no le importa de qué forma te vaya.
  • Si por casualidad han olvidado la presentación de un impuesto y por su culpa debiste abonar la sanción y los intereses de demora.

 

Escucha con atención; “tu asesoría no está cumpliendo bien sus funciones”.

 

Tendemos a eludir los cambios. Por comodidad, nos quedamos quietos, sabiendo de que la situación no es buena. Pero, si te pasa todo lo anteriormente mencionado, debes buscar otra consultoría o asesoría que se adapte a tus necesidades y que te ofrezca el máximo ahorro fiscal. Por mucho que te cueste, da el paso inicial.

Cambiar de asesoría ¿Cuál es el momento ideal?

Puedes cambiar de asesoría en cualquier instante. Pero también deberás tener en cuenta que puede depender de la clase de contrato que hayas firmado y lo que señalen sus cláusulas de rescisión.
Siempre hay momentos más propicios que pueden ser más fáciles para ti y para la nueva asesoría.

Los mejores momentos para efectuar el cambio de asesoría son:

 

  • Al comienzo del año, puesto que se ha cerrado un ejercicio y empieza otro. Toda la documentación está localizada, la contabilidad cerrada y presentados todos los impuestos del año precedente.
  • Al final de cada trimestre. En este caso, la contabilidad no está cerrada, pero es muy probable que se hayan presentado los impuestos trimestrales y es más simple para el nuevo asesor reanudar el trabajo donde lo dejó el anterior asesor.
  • En cualquier momento, siempre que puedas organizar el cambio con tiempo.

¿Cómo efectuar un cambio sin problemas?

momento para cambiar de asesoria

Primero deberás comunicar a tu actual asesoría del cambio, no sin ya antes haber revisado si existe en su contrato alguna cláusula que te fuerce a un determinado aviso previo o alguna formalidad.

Documentación a pedir al cambiar de asesoría:

Deberás pedir a tu actual asesoría toda la información tuya que se encuentre en su poder:  documentos originales (escrituras, contratos, facturas), copia de impuestos presentados, nómina, seguros sociales, toda la contabilidad, libros de facturas.

La documentación a pedir cambiará dependiendo del momento del año. Lo idóneo es que la nueva asesoría se ocupe de determinar la documentación que va a ser precisa tras valorar tus necesidades más urgentes.

Ten en cuenta que, toda esa documentación y datos, son de tu propiedad. Por eso la asesoría que cesa sus servicios está obligada a entregártelos.

Debes entender al asesor como parte de tu negocio. Cuanta mayor información tenga, mejor te conocerá y podrá ayudarte de la mejor manera posible. Aparte de eludir fallos, podrá aconsejarte sobre opciones de ahorro, ayudas y subvenciones y formas de mejorar tu empresa.

¿Qué debes valorar para saber si has acertado?

cambiar de asesoria con exito en valencia

Debes conocer cuáles son las necesidades de tu negocio y buscar una asesoría fiscal y contable que pueda darte estos servicios.

Claves sencillas para cambiar de asesoría:

Profesionalidad
La idea de cambiar se genera cuando tu asesor no cumple con un mínimo de calidad en el servicio que te ofrece. De ahí que debas buscar buenos profesionales.

Al inicio parece una tarea difícil, pero saber la opinión de otros empresarios sobre el servicio que les ofrecen sus asesorías puede suponer una ayuda en la tarea de búsqueda de tu nueva asesoría.

Por otro lado, puedes buscar mediante Internet información sobre los profesionales que trabajan en asesorías.  Por ejemplo, en la red profesional linkedin puedes visitar los perfiles de empresas, su preparación y experiencia profesional.

Tarifas
Muchos empresarios se muestran insatisfechos por los precios. Debes abonar por los servicios contratados y no por más. Al cambiar de asesoría solicita un presupuesto del servicio que se adapte a tus necesidades y confirma de que pagas por el servicio que te ofrecen.
Considera que el barato puede salir caro. Las empresas asesoras fiscales que ofrecen tarifas bajísimas, prestan servicios mínimos y te aconsejan muy puntualmente. De este modo lo que has ahorrado en consultoría, lo debes abonar entonces en impuestos o sanciones. Otras asesorías se restringen a contabilizar las facturas, sin que les importe la situación real del negocio.


El trabajo de una consultoría no es solo administrar, sino más bien aconsejar.

Es conocer las necesidades de tu cliente, recomendarlo en temas fiscales, contables y laborales ayudándolo a amoldarse a los cambios legales, examinar sus estados financieros, planteando medidas correctoras si así fuesen necesarias.
De este modo el empresario considerará a la asesoría como una parte imprescindible del negocio en vez de un despacho al que le encarga los impuestos y la contabilidad.

Atención personalizada
Si tu asesor no te atiende cuando lo precisas o no puedes encontrarlo, no te presta un buen servicio. Tu asesoría ha de estar ahí para tu empresa y ayudarte en tus dudas.

Cada negocio es único y una buena asesoría debe amoldarse a las necesidades particulares de cada cliente. Para eso es esencial que tenga múltiples sistemas de comunicación bien estructurados, que se amolden a ti y a tu negocio. Atención telefónica, por e-mail, por skype o presencialmente si el cliente de este modo lo requiere.

Si te has planteado cambiar de asesoría o si tienes dudas, contacta con nosotros. Vamos a estar encantados de ayudarte.

Sticky
0
  • APF GESTORIA

    Forma parte de nuestro club en las redes sociales

    Avenida Los Serranos, 16, La Pobla de Vallbona, Valencia

    Plaça de la Porta de la Mar, 6, Tercer Piso, 46004 Valencia ( Cita Previa )

    EMAIL:
    info@apfconsultores.es

    TELÉFONO:
    Móvil: 629 94 26 14

    Fijo: +34 960 118 391