Av. los Serranos, 16, 46185 La Pobla de Vallbona, Valencia Lunes a Jueves 9h a 14h y 15h a 18h | Viernes 9h a 14h

    You are currently here!
  • Home
  • Uncategorized Empresas Inactivas: Enfrentarse a Sanciones por Omitir el Impuesto de Sociedades
empresas inactivas impuesto sociedades

Empresas Inactivas: Enfrentarse a Sanciones por Omitir el Impuesto de Sociedades

Cuando una empresa cesa sus operaciones y deja de generar ingresos, se considera que se encuentra en un estado “inactivo”. En muchos casos, los empresarios deciden simplemente dejar la sociedad en este estado sin preocuparse por cumplir con las obligaciones legales que aún persisten. Sin embargo, lo que muchos no saben es que estas empresas inactivas siguen teniendo la obligación de presentar el Impuesto de Sociedades y las Cuentas Anuales en el Registro Mercantil. El incumplimiento de esta normativa puede acarrear sanciones significativas.

En este artículo, exploraremos a fondo las implicaciones legales y fiscales que conlleva tener una empresa inactiva, analizaremos las consecuencias de no presentar el Impuesto de Sociedades a tiempo, y brindaremos orientación sobre cómo subsanar esta situación en caso de haberla descuidado.

¿Qué es una Empresa Inactiva?

que es una sociedad inactiva

Una empresa se considera inactiva cuando cesa sus operaciones y deja de desarrollar su actividad económica, dejando de generar ingresos. Esta situación puede ser temporal o definitiva, dependiendo de los planes del empresario.

Algunas de las razones más comunes por las que una empresa puede quedar inactiva son:

  • Cierre temporal de la actividad por razones económicas, de mercado o personales.
  • Suspensión de la actividad mientras se realiza una reestructuración o reorganización de la empresa.
  • Decisión del empresario de mantener la sociedad sin actividad por un período indefinido.
  • Imposibilidad de continuar con la actividad por razones legales, administrativas o judiciales.

Empresas Inactivas: Obligaciones Fiscales

sanciones por no presentar el impuesto de sociedades

A pesar de su estado de inactividad, las empresas siguen teniendo obligaciones fiscales y mercantiles que deben cumplir. Entre ellas, destaca la presentación anual del Impuesto de Sociedades.

Presentación del Impuesto de Sociedades

Según la normativa vigente, todas las sociedades mercantiles, independientemente de si tienen o no actividad, están obligadas a presentar la declaración del Impuesto de Sociedades. Esto incluye a las empresas que han cesado su actividad y se encuentran en estado de inactividad.

La declaración del Impuesto de Sociedades debe presentarse dentro de los 25 días naturales siguientes a los 6 meses posteriores al cierre del ejercicio fiscal, es decir, normalmente antes del 1 de julio de cada año.

Presentación de Cuentas Anuales

Adicionalmente, las empresas inactivas también tienen la obligación de depositar las Cuentas Anuales en el Registro Mercantil dentro de los primeros 6 meses del ejercicio siguiente. Esto significa que, aunque la empresa no tenga actividad, debe elaborar y presentar sus estados financieros anuales.

Consecuencias de No Presentar el Impuesto de Sociedades

sanciones por no presentar el impuesto de sociedades

El incumplimiento de la obligación de presentar el Impuesto de Sociedades por parte de una empresa inactiva puede acarrear sanciones y consecuencias legales.

Infracciones y Sanciones

Según la Ley General Tributaria, no presentar la declaración del Impuesto de Sociedades en plazo constituye una infracción tributaria leve, siempre que no se haya producido o pueda producir perjuicio económico para la Hacienda Pública.

La sanción por esta infracción leve es una multa pecuniaria fija de 200 euros. No obstante, si la declaración se presenta fuera de plazo, pero sin necesidad de requerimiento previo de la Administración, la sanción se reduce a la mitad, es decir, 100 euros.

Otras Consecuencias

Además de la sanción económica, el incumplimiento reiterado de la obligación de presentar el Impuesto de Sociedades puede acarrear otras consecuencias, como:

  • Revocación del NIF: La Agencia Tributaria puede proceder a la revocación del Número de Identificación Fiscal (NIF) de la empresa, lo que imposibilitaría cualquier tipo de actividad.
  • Bloqueo de Cuentas Bancarias: Los bancos pueden bloquear las cuentas bancarias de la empresa por falta de cumplimiento de obligaciones fiscales.
  • Dificultades para Liquidar la Sociedad: Si se desea disolver y liquidar la empresa, el incumplimiento de estas obligaciones puede complicar y retrasar el proceso.

Pasos a Seguir si tu empresa No Presentó el Impuesto de Sociedades

Si te has dado cuenta de que tu empresa inactiva no ha presentado el Impuesto de Sociedades en su debido plazo, es importante actuar cuanto antes para subsanar la situación y evitar mayores problemas.

1. Presentar la Declaración del Impuesto de Sociedades

Lo primero que debes hacer es presentar la declaración del Impuesto de Sociedades correspondiente a los ejercicios atrasados. Recuerda que, aunque la empresa no tenga actividad, esta obligación sigue vigente.

Puedes presentar la declaración de forma voluntaria, sin necesidad de requerimiento previo de la Administración, lo que reducirá la sanción a la mitad (100 euros).

2. Presentar las Cuentas Anuales

Junto con la presentación del Impuesto de Sociedades, también debes asegurarte de haber depositado las Cuentas Anuales de la empresa en el Registro Mercantil. Este trámite debe realizarse dentro de los primeros 6 meses del ejercicio siguiente.

3. Regularizar la Situación Fiscal

Una vez presentadas la declaración del Impuesto de Sociedades y las Cuentas Anuales, debes proceder a regularizar la situación fiscal de la empresa. Esto implica:

  • Pagar la sanción correspondiente por la presentación fuera de plazo.
  • Estar al corriente con el pago de cualquier otra obligación tributaria pendiente.

4. Considerar la Liquidación de la Empresa

liquidacion de empresas

Si la empresa no va a reactivar su actividad en el futuro, puede ser el momento de plantear la disolución y liquidación de la sociedad. Este proceso permitirá cerrar definitivamente la empresa y evitar problemas futuros.

Las empresas inactivas siguen teniendo obligaciones fiscales y mercantiles que deben cumplir, entre las cuales destaca la presentación anual del Impuesto de Sociedades. El incumplimiento de esta obligación puede acarrear sanciones significativas, como multas económicas, revocación del NIF y dificultades para liquidar la sociedad.

Si te has dado cuenta de que tu empresa inactiva no ha presentado el Impuesto de Sociedades, es importante actuar lo antes posible para regularizar la situación. Presenta la declaración atrasada, deposita las Cuentas Anuales y paga la sanción correspondiente. Además, considera la posibilidad de disolver y liquidar la empresa si no tienes planes de reactivarla en el futuro.

Mantenerse al día con las obligaciones fiscales y mercantiles, incluso cuando la empresa se encuentra inactiva, es fundamental para evitar problemas legales y sanciones. Actúa con diligencia y asesórate adecuadamente para garantizar el cumplimiento normativo y la correcta gestión de tu empresa.

Contáctanos

Blog

leave a comment