Login
or
Register
diciembre 23, 2020

Primeros pasos para crear una empresa desde cero

pasos para crear una empresa desde 0

Emprender y crear una empresa desde cero no es una tarea simple. Montar un negocio puede transformarse en un reto emocionante para cualquiera de nosotros, pero también estoy seguro que te traerá muchos dolores de cabeza. Especialmente al comienzo, ya que cualquier trámite que tengas que realizar puede que se te haga un mundo.

Por esta razón, necesitarás ayuda y desde APF Consultores queremos compartir contigo algunos pasos para crear una empresa desde cero.

Los cinco primeros pasos para crear una empresa desde cero

como crear una empresa desde 0
  1. Escoger la forma jurídica

Ya has decidido crear tu empresa, ahora debes darle forma. Para empezar debes escoger la forma jurídica que prefieras. Existen hasta 20 clases de empresa que puedes crear, entre las más habituales encontramos:

  • Empresario individual o autónomo: es solo un socio, no existe mínimo de capital y responde con sus bienes.
  • Comunidad de Bienes: mínimo de 2 socios, tampoco hay un mínimo de capital y los socios responden con sus bienes.
  • Sociedad de Responsabilidad Limitada: un socio por lo menos, hay un mínimo de capital de 3.000 euros para formar la sociedad y los socios responden con el capital aportado.
  • Sociedad Anónima: un socio como mínimo, mínimo de capital de 60.000€ para constituir la sociedad y los socios responden con el capital aportado.
  • Sociedad Limitada Nueva Empresa: entre 1 y 5 socios, con un capital mínimo de 3.000 euros y máximo de 120.000 euros donde los socios responden con el capital aportado.

2. Certificación Negativa

Debes pedir la certificación negativa de la denominación social de la compañía, esto es, te aseguras de que el nombre de la sociedad no está ni asignado, ni reservado por otra empresa.

Este trámite es voluntario si se trata de un empresario individual o un autónomo, pero es obligatorio para el resto de formas jurídicas. Puedes pedir este certificado mediante la página web del Registro Mercantil Central o bien de forma presencial en una de sus oficinas.

3. Redactar los estatutos sociales

Para constituir la empresa es preciso recoger el conjunto de reglas que regirán la compañía y que se incorporarán después en la escritura pública de la constitución. Para crearla puedes contratar a un abogado o si vas a trabajar con una asesoría de empresas, esta puede encargarse de este trámite.

Los puntos más importantes que recogen los estatutos son:

  • Denominación social
  • Domicilio social
  • Objeto social o la actividad de la empresa
  • Capital aportado
  • Sistema de administración de la sociedad
  • Adopción de pactos

4. Constituir una sociedad ante notario

Todos los socios que formen la sociedad deberán firmar la Escritura Pública de Constitución de la Sociedad ante notario. Este trámite es anterior a la inscripción de tu empresa en el Registro Mercantil.

5. Solicitar el NIF para tu empresa

El NIF es el número de identificación fiscal de tu empresa en la Hacienda. En un primer momento te darán un código temporal y antes de los 6 meses siguientes conseguirás el código definitivo.

Crear una empresa desde cero

primeros pasos para crear una empresa

Después de seguir los anteriores pasos para crear una empresa desde cero, se seguirán otros trámites necesarios para terminar el proceso.

6. Inscribe tu empresa en el Registro Mercantil

Ahora sí ha llegado el momento de inscribir tu empresa en el Registro Mercantil para lograr la plena capacidad jurídica de la misma. Para esto es preciso tener la siguiente documentación lista:

  • La Escritura Pública de constitución de la Sociedad.
  • Número de Identificación Fiscal (NIF)
  • Liquidación del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (si se aplica a tu forma jurídica).

De la misma manera que en el punto 2, se trata de un trámite voluntario para empresarios individuales.

7. Date de alta en el IAE

El IAE es la declaración de alta, variación o baja en el Impuesto sobre Actividades Económicas y la comunicación del importe neto de la cifra de negocios a efectos de IAE (tramitación ante la AEAT).

Se trata de un impuesto a nivel local que grava el ejercicio de actividades empresariales, profesionales o artísticas. Si bien, están exentas de pago las empresas con una cantidad de negocio inferior a un millón de euros, sí es obligatorio registrarse del mismo modo en este impuesto. Puedes presentar la petición hasta con 10 días de antelación y antes de comenzar a desarrollar tu actividad.

8. El libro de sociedades

Para la creación de la sociedad es preciso legalizar el libro de actas, inventarios, libro de cuentas anuales y libro diario en el Registro Mercantil de la provincia en la que se desarrollará la actividad.

9. Inscripción de la empresa en la Seguridad Social

Antes del comienzo de la actividad es preciso inscribir tu empresa en la Administración de la Tesorería General de la Seguridad Social y es necesario que tengas la escritura de constitución adecuadamente registrada. Este trámite es indispensable, sin él no puedes contratar ningún trabajador para tu empresa.

10. Darse de alta como autónomo

En general el que ejercita las funciones de administrador o gerencia de la sociedad tiene que darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos.

¿Estás listo para montar tu empresa?

Relacionado con los trámites legales ya tienes todo listo con todos los pasos que hemos compartido en este post. Pero en algunas ocasiones es necesario solicitar algunas licencias de apertura o licencias de actividad. Esto va depender de qué tipo de actividad vas a emprender. Como hemos dicho anteriormente, si cuentas con los servicios de una asesoría, te podemos ayudar y orientar en todos los trámites.

También existe otro paso que puede ser necesario que debas dar. Es el registro de patentes y marcas. Este trámite no es obligatorio, pero es preciso saber que inscribiendo tu empresa en el Registro Mercantil no estás resguardando judicialmente tu marca.

Para hacerlo debes dirigirte a la Oficina Española de Patentes y Marcas. Ahí vas a poder registrar tu marca y nombre comercial durante de 10 años, prorrogable indefinidamente.

Preguntas frecuentes

P: ¿Si tengo socios necesito hacer un pacto para asegurar el control de la sociedad?

R: En el momento de crear una empresa, el pacto de socios es un documento recomendable pero no obligatorio. Aunque este documento refuerza y complementa los estatutos sociales (referidos en el punto 3).

P: ¿Después de crear la empresa hay algún trámite más que gestionar?

R: Después de crear tu empresa, deberás gestionar el resto de obligaciones contables y fiscales. Pero estas gestiones te las puede llevar un gestor o asesor de tu elección. Estas obligaciones fiscales pueden ser las siguientes, dependiendo de si ejerces una actividad como autónomo o eres una PYME:

  • Tributar los rendimientos por el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) – para autónomos.
  • Gravar los beneficios obtenidos durante el desarrollo de tu actividad por el Impuesto sobre Sociedades – para Pymes.
  • El IVA, es un impuesto que ha de pagar tanto el autónomo como la Pyme ya que se trata de un impuesto indirecto que aporta el consumidor final.
Sticky
0
diciembre 22, 2020

Claves para invertir en franquicias rentables de baja inversión

franquicias rentables

Una buena forma de sacar rentabilidad a tus ahorros es montar un negocio de franquicias rentables de baja inversión. Es cierto que la iniciativa puede asustar, porque vivimos en tiempos duros y complicados para emprender un negocio. Pero, hay elecciones para dar este paso seguro. Las franquicias te aseguran un menor riesgo, ya que su negocio está consolidado y han realizado numerosos estudios de mercado. Al mismo tiempo,  contribuyen a que rentabilices las campañas de marketing, ya que  por norma general en este momento se encuentra consolidada su marca. Por este motivo ya posees una clientela potencial muy definida que, provoca que todo el trabajo de marketing de captación sea mucho más fácil o simplemente mínimo.

De todas formas, tiende a estar preestablecido un protocolo de actuación, que facilitará los procesos de organización de la compañía, como puede ser, por ejemplo; contactos con proveedores, formación, conocimiento y asistencia técnica. Al fin y al cabo, es la explotación de una marca consolidada en el mercado.

Abrir una franquicia con poca inversión

invertir en franquicias rentables

Las franquicias son negocios que han sido probados antes, y han tenido éxito en el mercado. Por esta razón podríamos destacar que, si decides elegir una franquicia, estás apostando por un modelo de negocio que funciona, y eso es todo un alivio. Además, los bancos también se sienten más cómodos a la hora de mantener un dialogo cuando se habla de franquicias y suele ser más ágil cualquier proceso de financiación.

La vinculación con otros emprendedores de la franquicia, facilita una ayuda y la solidaridad que suelen prestar los franquiciados. Esta ayuda tiende a ser un gran apoyo, donde se intercambian consejos y trucos y buscan el éxito en grupo, intentando encontrar nuevos métodos y acciones que lleven a ello. De esta forma no te encuentras solo en ningún momento. En cualquier caso, te ofrecemos nuestros servicios de Consultoría en Valencia tanto físico como online, para poder guiarte en este nuevo proyecto.

Franquicias rentables de baja inversión: Claves para invertir

Las franquicias siempre han sido una buena opción para no tener que crear un negocio desde cero. Existen varias franquicias rentables que podrás gestionar con muy poca inversión. Sim embargo, el hecho de que este tipo de negocio requiera un capital modesto, no significa que debas ponerlo en marcha sin un asesoramiento adecuado o, informarte al respecto.

Hay una serie de claves a la hora de gestionar una franquicia que no puedes ignorar.

  1. Lo primero que debes saber es que, incluso las franquicias más reconocidas pueden fracasar si no se gestionan de una forma adecuada. Muchos emprendedores caen en el error y piensan que, si montan una franquicia que sea popular entre los consumidores, tiene garantizado el éxito.
  2. Debes dejarte guiar y orientar por la empresa matriz. Gestionar una franquicia implica que, debes seguir una serie de reglas, condiciones y procedimientos.
  3. Si eres de las personas que le gusta hacer todo a su manera, o dejarte llevar por tu criterio en lo que respecta a gestión empresarial, piensa que convertirte en un franquiciado puede que no sea para ti.
  4. También debes tener en cuenta que, se debe de cumplir con un periodo de capacitación, en donde la empresa guía al franquiciado y le enseñará todos los procesos de la compañía.
  5. Debes saber que, al gestionar una franquicia rentable con baja inversión, no serás el dueño de la marca o del producto.
  6. No podrás realizar ningún cambio en los productos o en las políticas de la empresa.
  7. El franquiciador te supervisará con frecuencia.
  8. Deberás asumir el riesgo de que una mala gestión de la franquicia compromete la reputación de todas las franquicias de la marca.

Cumplir con todas estas normas y técnicas administrativas puede ser complicado para algunas personas por muy emprendedores que sean. 

¿Cómo funciona una franquicia?

franquicias baja inversion

Una franquicia es un sistema de colaboración empresarial regulado por medio de un contrato privado entre dos partes. El franquiciador se inventa un negocio e invierte en todo lo necesario para abrirlo:

  • Registro de la marca
  • Proyecto de decoración del local
  • Prepara los argumentos de venta y los materiales de marketing
  • Busca trabajadores
  • Realiza reforma si el local necesita

Adapta el modelo de gestión

En caso de que tenga éxito, es frecuente que el franquiciador se dé cuenta de que, si abriese un segundo local, podría adquirir más clientela. Además, se dará cuenta de que este segundo local no le costará tanto dinero, por eso, puede conseguir las mismas ventajas si franquicia el negocio.

Una vez tenga la franquicia preparada, deberá buscar a buenos franquiciados que tengan un buen potencial. Necesitará socios que cuenten con capacidad demostrada de gestión, capacidad inversora y que quieran abrir la franquicia en una ubicación con potencial de negocio.

Por su parte, el franquiciado es un emprendedor que quiere montar un negocio. Se pondrá de acuerdo con el franquiciador y podrá beneficiarse de una inversión más baja. Además, en lo que respecta al trabajo de desarrollo y puesta en marcha, este será menor y con menos dificultad. Una vez la franquicia abierta, el emprendedor se podrá centrar en atender a sus clientes y gestionar todas las operaciones de su negocio.

En resumen, una franquicia funciona del siguiente modo:

  • El franquiciador, que es la empresa que aporta el modelo de negocio: formación y acompañamiento, marca e imagen, cursos, procesos y asistencia.
  • El franquiciado, que es el autónomo, empresa o el emprendedor que va a administrar el negocio rentable. Lo puede hacer desde su casa, o en una región determinada a cambio del pago de una cuota fija o variable.

Conocer cómo funciona una franquicia es muy importante a la hora de emprender con este tipo de negocio. Debes saber elegir la franquicia adecuada entre todas las opciones que existen. Por eso es buena idea dejarse asesorar por expertos en la materia.

¿Por qué ha crecido tanto el negocio de franquicias?

El negocio de las franquicias ha crecido en los últimos años por sus distintas ventajas:

  • La forma más recomendable de encontrar ideas de negocio es simplemente copiar lo que funciona bien y tratarlo de mejorar día a día. Siendo así, el emprendedor opta por abrir un negocio de franquicias rentables de baja inversión.
  • Las franquicias son un modelo de negocio apoyado por una marca ya existente y es considerablemente más seguro que emprender un negocio de forma independiente.
  • Las personas invierten su dinero en un modelo de negocio rentable y de este modo pueden tener la seguridad de que en todo momento van a contar con el apoyo de los dueños de la marca.

Este tipo de negocio no solo es ventajoso para el franquiciado, el franquiciador también se beneficia al modificar el modelo de su negocio y convertirlo en una franquicia.

La franquicia le facilitará una rápida expansión territorial apoyándose en la iniciativa empresarial de sus franquiciados, contribuye a rentabilizar las campañas de marketing y consolidar la marca en el mercado.

Sticky
0
noviembre 30, 2020

Como montar un negocio online – Consejos para emprendedores

como montar un negocio online

Pese a lo que vas a poder leer por ahí, no es oro todo lo que reluce en los negocios on-line. Algunos negocios tienen gastos ocultos altísimos, mientras que otros requieren un gran esfuerzo y dedicación personal que aumenta exponencialmente con el tiempo. Y cuando esto no estaba previsto, puede suponer el fin de cualquier proyecto.

Pero, como vas a ver en este artículo, también existen negocios en línea muy rentables que puedes iniciar con poquísimos recursos y conocimientos. Solo precisas un buen planteamiento y tomar la dirección acertada. Dicho esto, vamos a ver como montar un negocio online, lo que vas a necesitar, que tipo de producto vender por Internet y cual es el tipo de negocio más rentable.

¿Qué necesito para montar un negocio online?

claves para montar un negocio online

Internet es una plataforma de negocios poderosísima. Bastantes personas han sido capaces de producir grandes ingresos por medio de la red, superiores a los que pueden conseguirse a través de una tienda física situada en un local.

¿Deseas montar un negocio online? ¡Nos parece buena decisión! Pero necesitarás seguir una serie de pasos para hacer eso posible.

  1. Antes de nada, deberás determinar el producto o servicio que deseas ofrecer. Desde un principio el enfoque que darás a tu negocio es vital para lograr el éxito, por lo que el primer paso es muy importante. Necesitarás realizar una investigación para saber si tu idea de negocio es viable. Esto implicará analizar a tu competencia para averiguar si serás capaz de ofrecer algo mucho mejor de lo que ellos ofrecen.
  2. Escoger un nombre atractivo. Como tu negocio se dará a conocer mediante Internet, es recomendable elegir un nombre atractivo y que el dominio para tu sitio web esté disponible. Este nombre deberá ser fácil de recordar.
  3. Invertir en capacitación. Si quieres que tu negocio se consolide y sea viable durante el máximo tiempo posible, debes invertir en formación. En la red hay cursos, tutoriales y manuales profesionales completísimos que te ayudarán correctamente con tu negocio.
  4. No seas original en todo. No desees hacer todo nuevo y diferente. Estudia lo que ha funcionado a otras personas. Es muy posible que eso también te funcione. Asimismo, debes invertir en herramientas y servicios que te van a ayudar a efectuar labores difíciles en escaso tiempo y con menos esfuerzo. De otro modo, terminarás frustrado y seguramente te des por vencido.
  5. Utiliza las redes sociales. Además de invertir en publicidad, para dar a conocer tu nuevo negocio, debes participar activamente en darte a conocer en las redes sociales.

¿Qué tipo de negocio elegir?

montar un negocio online

Hay 2 clases de negocios online: los que funcionan en piloto automático y los que requieren una dedicación permanente.

Como es lógico, los más codiciados son los primeros, aquellos que pueden transformarse en un ingreso pasivo automático capaz de crecer sin que eso requiera dedicarle una atención diaria.

Esta clase de negocios deben cumplir tres reglas de oro:

  • Solucionar una necesidad existente. Muchos negocios online fracasan por el hecho de que se guían por una “intuición” de su creador, en vez de satisfacer una demanda real de su público objetivo. De ahí que es esencial que primero valides tu idea, por muy renovadora que te parezca.
  • Un negocio online pasivo debe poder producir dinero sin que sea precisa tu intervención. Para eso precisas mecanizar los procesos.
  • Este negocio online debe ser escalable. Esto quiere decir que debes poder aumentar tus ingresos sin tener que aumentar los costes proporcionalmente. En caso contrario, cuanto más dinero ganes, más gastos vas a tener.

Te paso a enumerar algunos modelos de negocio rentables:

  • Marketing de afiliados – es un negocio favorito de muchos emprendedores por la capacidad de convertirse en un ingreso pasivo y recurrente.
  • Productos online de pago – Crear un producto digital como, por ejemplo, un curso en vídeo o una zona de tu blog con contenido exclusivo y venderlo, es también una de las formas de generar ingresos pasivos.
  •  Traductor de textos – Cada vez más empresas y emprendedores quieren reforzar su presencia online, eso significa que la demanda de textos en otros idiomas está en auge. Si tu producto o servicio es online, es muy probable que quieras trabajar con clientes de otros paises.

Claves para montar un negocio online

  • Descubre tus habilidades. No todo el mundo vale para montar un negocio online. Antes de gastar tiempo y dinero evalúa si cuentas con las habilidades típicas de un emprendedor.
  • Desarrolla una idea. Desarrolla un concepto de negocio que te guste, relacionado con algo que tengas cierta experiencia. Después solo debes pensar si el tipo de producto o el servicio que vas ofrecer mejorará la vida de la gente.
  • Escribe un plan de negocios, en ello debes incluir una misión, un resumen ejecutivo, muestras del servicio, proyecciones financieros y costes de operaciones.
  • Teniendo estas 3 fases iniciales desarrolladas es hora crear una web o blog. Para dar a conocer tus servicios, aprovecha los avances de la tecnología en administración de datos. Hoy día hay una gran variedad de aplicaciones que se hacen cargo de supervisarlos sin intervención del ser humano.
  • Emplea el Marketing multicanal. Haz mailings a tus clientes o visitantes y cualquier otro procedimiento sin coste que se interponga en tu camino.
  • Genera confianza al usuario. Poner cara, nombre y apellidos ayuda a crear sintonía con tus usuarios y les dará más confianza.

Analiza el mercado

1. Encuentra un nicho.

Antes de comenzar a vender, debes encontrar el producto adecuado con el potencial de obtener una gran rentabilidad. Aprenderás a investigar diferentes nichos e incluso examinarás tu propia vida para encontrar problemas que puedan resolverse.

2. Evaluar la viabilidad del mercado.

Ahora que tienes una idea de negocio, es hora de profundizar en la viabilidad del producto. Piensa en el tipo de detalles que pueden hacer o deshacer tu negocio, como la cantidad de referencias o el peso del envío.

3. Realizar estudios de mercado.

Valida tu producto utilizando tácticas como la investigación de palabras clave y la evaluación de productos de tendencia.

4. Realiza un análisis competitivo.

Descubre qué está funcionando y qué se puede mejorar de tus competidores más importantes. Esto te dará más información sobre cómo definir tu marca y posicionamiento en el mercado.

Sticky
0
noviembre 30, 2020

¿Qué es el calendario fiscal?

calendario fiscal

El calendario fiscal es el conjunto de fechas del año en las cuales vence el cumplimiento de las obligaciones tributarias del contribuyente, tanto periódicas como no periódicas. Este calendario tiene una gran importancia porque en la mayoría de los impuestos es el contribuyente el que tiene que cuantificar, rellenar y presentar los diversos modelos de liquidación de cada impuesto en el plazo señalado por la normativa de cada impuesto.

La presentación de las autoliquidaciones de los impuestos con devengo periódico puede ser de forma trimestral, mensual o anual conforme a la clase de obligación tributaria y el impuesto de que se trate. Como norma, la presentación será trimestral para la mayor parte de empresarios individuales, sociedades y otras entidades.

Calendario Fiscal de autoliquidaciones periódicas y forma de presentación

La obligatoriedad de presentar autoliquidaciones periódicas conforme el impuesto puede ser:

Trimestral: para empresarios individuales en estimación objetiva o directa, profesionales, sociedades y entidades sin personalidad jurídica.

Mensual: para empresarios individuales, profesionales, sociedades y entidades sin personalidad jurídica con volumen de operaciones superior a 6.010.121,04 € y para sujetos pasivos del IVA, que lleven de forma obligatoria los libros de registro a través de la Sede electrónica de la Agencia Tributaria y las Administraciones públicas, incluida la Seguridad Social.

Las formas de presentación de los modelos pueden ser las que a continuación se señalan, a menos que se establezca la obligatoriedad de usar alguna en particular y teniendo presente que con carácter general la presentación de los modelos de declaración se realizará por Internet.

Presentación en papel:

  • Los modelos 01, 04, 05, 06, solo para gestores administrativos e ITV electrónica.
  • Los modelos 030, 036, 037, 043, 044, 045, 140, 145, 146, 147, 150, 247, 362, 363, 503, 600, 610, 615, 620, 630, 650, 651, 655, 777, 840 y 848 se pueden cumplimentar en la página web de la Agencia Tributaria, en el apartado “Modelos y formularios”, imprimir en papel y presentar en las oficinas.

Presentación electrónica por internet:

  • La declaración se confeccionará y presentará de manera online. Con carácter general utilizando los formularios de ayuda se podrá obtener un fichero con la declaración que se presentará a través de Internet con la debida autenticación.
  • Los modelos que disponen de formulario de ayuda son los siguientes: 06, 030, 034, 036, 037, 039, 100, 102, 111, 113, 115, 117, 121, 122, 123, 124, 126, 128, 130, 131, 136, 140, 143, 149, 151, 165, 179, 180, 182, 184, 187, 188, 190, 193, 198, 200, 202, 206, 210, 211, 213, 216, 217, 220, 221, 222, 230, 231, 232, 233, 234, 235, 250, 282, 296, 303, 308, 309, 318, 322, 341, 345, 349, 353, 360, 361, 364, 365, 368, 410, 411, 430, 480, 510, 548, 553, 554, 555, 556, 557, 558, 559, 560, 561, 562, 563, 566, 568, 570, 572, 576, 580, 581, 583, 586, 587, 588, 589, 591, 595, 596, 650, 651, 655, 681, 682, 683, 684, 685, 695, 696, 714, 720, 763, 840 y 848.

Presentación telefónica: solo para los modelos – 030, 100, 140 y 143.

Principales modelos y fechas de presentación del Calendario fiscal

Los principales modelos y plazos generales de presentación de autoliquidaciones con domiciliación de pago son los siguientes:

  • Modelos 100, 151 y 714: hasta 25 de junio.
  • Modelo 102: hasta 22 de septiembre, para contribuyentes que hayan domiciliado el primer plazo.
  • Modelos 111, 115, 117, 123, 124, 126, 128 y 216, son de obligación trimestral: 1 al 15 de abril, julio, octubre y enero.
  • Modelos 111, 115, 117, 123, 124, 126, 128, 216, 230 y 430, son de obligación mensual: 1 al 15 de cada mes. El mes de julio del modelo 430, hasta el 15 de septiembre.
  • Modelos 130 y 131, son de obligación trimestral: 1 al 15 de abril, julio y octubre y del 1 a 25 de enero.
  • Modelo 136, es de obligación trimestral:1 al 15 de abril, julio, octubre y enero.
  • Modelos 200, 206 y 220: 1 al 22 de julio. Nota: períodos impositivos que coincidan con el año natural.
  • Modelo 221: 1 al 20 de julio. Nota: períodos impositivos que coincidan con el año natural.
  • Modelos 202-0A y 222-0A: 1 al 20 de octubre.
  • Modelos 202 y 222: 1 al 15 de abril, octubre y diciembre.
  • Modelo 210. Nota: excepto ganancias derivadas de transmisiones de inmuebles: 1 al 15 de abril, julio, octubre y enero. Para rentas imputadas de inmuebles urbanos: 1 de enero al 23 de diciembre.
  • Modelo 213: 1 al 25 de enero.
  • Modelos 303 y 353, son de obligación mensual: 1 al 25 de cada mes.
  • Modelo 303, es de obligación trimestral: 1 al 15 de abril, julio y octubre y 1 al 25 de enero.
  • Modelos 410 y 411: 1 al 26 de julio.
  • Modelo 560: Obligación mensual: 1 al 15 de cada mes. Obligación trimestral: 1 al 15 de abril, julio, octubre y enero. Obligación anual: 1 al 15 de abril.
  • Modelos 561, 562 y 563: Obligación mensual: 1 al 15 del tercer mes siguiente al que finaliza el mes. Obligación trimestral: 1 al 15 del segundo mes siguiente al que finaliza el trimestre.
  • Modelos 566 y 581, son de obligación mensual: 1 al 15 de cada mes.
  • Modelo 583: Obligación trimestral: 1 al 15 de mayo, septiembre, noviembre y febrero. Obligación trimestral: 1 al 15 de mayo, septiembre, noviembre y febrero. Obligación anual: 1 al 25 de noviembre.
  • Modelo 587: 1 al 15 de mayo, septiembre y enero.
  • Modelo 588: 1 al 25 de noviembre.
  • Modelo 589: Pago fraccionado: 1 al 15 de octubre. Autoliquidación anual: 1 al 15 de abril. Modelo 595 (obligación trimestral): 1 al 15 de abril, julio, octubre y enero.

Si el plazo de presentación coincide con un día inhábil, el plazo concluye el primer día hábil siguiente y el plazo de domiciliación se ampliará con carácter general exactamente el mismo número de días que resulte ampliado el plazo de presentación de dicha declaración.

Novedades en el calendario del contribuyente

El calendario del contribuyente es publicado por Hacienda. Este calendario es una herramienta realmente útil para el Asesor fiscal que debe presentar las liquidaciones periódicas, de carácter mensual y trimestral.

Aprobación de modelos de tributación:

Se aprueba el modelo 234 correspondiente a la Declaración de información de determinados mecanismos transfronterizos de planificación fiscal.

Aprobación del modelo 235 que se corresponde a la Declaración de información de actualización de determinados mecanismos transfronterizos comercializables.

Se aprueba el modelo 318 de Regularización de las proporciones de tributación de los periodos de liquidación anteriores al inicio de la realización habitual de entregas de bienes o prestaciones de servicio.

Y, por último, se aprueba la declaración anual del modelo 349 correspondiente al 2019 se presentará en enero de 2020.

A tener en cuenta

La Agencia Tributaria, a través de su página web, pone a disposición del contribuyente un Calendario Fiscal con las fechas de las principales obligaciones tributarias que puede personalizarse en función de la situación tributaria de cada persona.

El primer modelo que se debe presentar será correspondiente al IRPF y Patrimonio (1 abril 2020 por internet).

El segundo impuesto es el IVA.

El tercero: sistema SIANE – Ventas en ruta. Estos modelos se presentarán a través de la sede electrónica de la Agencia Tributaría. 

Cuatro: sistema EMCS – Impuesto sobre hidrocarburos. Se presentará a través del sistema EMCS.

¿TIENES DUDAS O NECESITAS ASESORAMIENTO?

Ponte en contacto con APF Consultores

TELEFÓNICAMENTE

CORREO ELECTRÓNICO

Contacta con nosotros
nombre
apellido
Casillas *
Sticky
0
noviembre 29, 2020

En que consiste la planificación financiera de una empresa

que es la planificacion financiera

La planificación financiera de una empresa es el proceso de preparación de un plan financiero integral, organizado, detallado y adaptado, que garantice lograr los objetivos financieros determinados anteriormente, como los plazos, costos y recursos necesarios a fin de que resulte posible.
Este término nació en Estados Unidos a inicios de los años 70, como una respuesta a la necesidad de tomar en consideración todos y cada uno de los aspectos que pueden influir en las finanzas de un sujeto, sea esta persona física o una empresa.
El proceso de planificación financiera comprende 4 etapas:
⦁ El establecimiento de los objetivos perseguidos y su prioridad.
⦁ La definición de plazos para lograr dichos objetivos.
⦁ La preparación del presupuesto financiero, esto es, la identificación de las distintas partidas necesarias para lograr resultados satisfactorios.
⦁ La medición y el control de las acciones financieras tomadas para evitar desviarse de la ruta que lleve al objetivo planteado.

Planificación financiera de una empresa, objetivos perseguidos

El objetivo principal de la planificación financiera es la preparación de un plan de finanzas, es decir, un plan de actuación cara a los objetivos empresariales planteados, en lo que atañe al manejo de las finanzas y recursos capitales. Dicho de otra forma, un horizonte financiero, una estrategia de gestión económica para sacarle el mayor provecho en favor de los objetivos esenciales de la organización.
Para esto, en todo ejercicio de planificación financiera deberá trazarse un examen estricto y detallado del estado actual financiero y de las consecuencias, positivas y negativas que tendría a corto, mediano y largo plazo. Como no existe un plan perfecto o infalible, en ello intervienen asimismo las previsiones y proyecciones, para poder adelantarse a los imprevistos y poder acercarse lo más posible al objetivo final.
Estos objetivos pueden resumirse en:
⦁ Evitar al máximo las situaciones de falta de disponibilidad de recursos financieros dentro de la empresa.
⦁ Reducir los costes de mantenimiento para disminuir también el coste de oportunidad de la empresa.
⦁ Garantizar la perdurabilidad financiera de la empresa.

Tipos de planificación financiera de una empresa

planificacion financiera en la empresa


Basándonos en su alcance temporal, podemos distinguir 2 grandes géneros de planificación financiera, que son:

Planificación financiera a largo plazo

Normalmente se trata de proyecciones entre dos y cinco años vista, con lo que se manejan con un rango de variables y también inseguridad considerablemente mayor, lo que requiere asimismo de enfoques más generales.

Planificación financiera a corto plazo

En un caso así se trata de proyecciones considerablemente más próximas, en general iguales o menores por año, con lo que se consideran inmediatas y precisan de una aproximación más concreta, más delimitada y menos general.

Relevancia de la planificación financiera

La planificación financiera es una herramienta vital para las empresas y organizaciones, en especial en el momento de la toma de decisiones. De la misma manera que las personas, las empresas cuentan con un presupuesto y determinadas restricciones económicas, cuyos márgenes deben controlarse para lograr sus objetivos. Con lo que un plan meticuloso que estructure la manera de invertir el dinero es siempre una gran idea. Esta es la razón por la que se invierte tanto en este campo de la administración empresarial.

Análisis financiero actual en la empresa

que es la planificacion financiera de una empresa

El estado actualizado de las finanzas de la empresa se logra examinando la cuenta de resultados, el flujo de caja y los estados de situación (activo, pasivo y capital). Una empresa mediana o grande tiene un departamento de contabilidad donde guarda toda esta información bien detallada y ordenada.
Objetivos: Cuando se conoce la situación de la empresa a nivel de finanzas, el próximo paso es fijar las metas que se desean lograr en el próximo periodo, que con frecuencia es de un año. Esta fase es clave pues ayuda en la planificación financiera y las acciones a continuar.
La estrategia: Con los objetivos planteados, es necesario saber de qué forma realizarlos para cumplirlos. Ahí es donde se deben proponer las estrategias. Planear las acciones futuras es esencial a fin de que la empresa crezca. Lo más importante es que esos planes estratégicos se acomoden a las metas y a la situación financiera de la compañía.
El tamaño de negocio y su localización: Este punto tiene la finalidad de determinar el tamaño del negocio y la ubicación del mismo, considerando encontrar una localización de mínimo peligro para la inversión. La resolución adecuada sobre la localización, le permitirá al proyecto contar con ventajas comparativas, que determinen la reducción de los costes y por ende maximizar las ventajas.

Los tipos de competencia

Competencia actual – Se trata de aquellas empresas que ofrecen productos idénticos o sustitutivos a los de la empresa que realiza el análisis. En este sentido, se debe prestar mayor atención a aquellos operadores que tienen una mayor cuota de mercado y volumen de negocio.
Competidores potenciales – Se incluyen aquellas empresas u organizaciones que tengan productos o servicios que ocasionalmente puedan ser sustitutivos de los de la compañía, o bien aquellas empresas que están en condiciones de superar las barreras de entrada en un mercado específico.

Evaluación de los resultados

El hecho de establecer objetivos numéricos te va a ayudar a supervisar el cumplimiento de los resultados al llegar al final del periodo de tiempo establecido para conseguirlo. Sin embargo, este control no debe dejarse para el final. Es necesario trazar un procedimiento para pronosticar los posibles fallos y de este modo poder prevenirlos o corregirlos sobre la marcha.
Para esto hay que delimitar indicadores. Tomando nuevamente el propósito convocado de acrecentar el número de ventas un 10%, el indicador está clarísimo. Calcular el número de ventas efectuadas y cotejarlo con el del ejercicio precedente. Esto solo es el principio. Desde aquí tienes que seguir definiendo objetivos, acciones, controlando los resultados a través de indicadores y tendrás una planificación financiera que va a ir sobre ruedas.

Conclusiones finales:
1. La planificación financiera es un proceso de análisis de las influencias mutuas entre las alternativas de inversión y de financiación abiertas a la empresa.
2. Los requisitos para una planificación efectiva son: previsión, encontrar el plan de financiación óptimo, y mirar el desarrollo del plan financiero.
3. La planificación financiera se centra en la inversión agregada por división o línea de negocio. Los planificadores financieros procuran mirar el cuadro en general y evitar entrar en los detalles.

Sticky
0
noviembre 20, 2020

¿Cuál es la responsabilidad del administrador único de una empresa?

Tú y tus socios habéis desarrollado una idea de negocio y elaborado el plan de empresa, una vez conseguida la financiación vais a crear la sociedad. Ahora llega el momento de nombrar a un administrador único y te plantean el puesto.

Por puro desconocimiento, buena fe, parentesco, ambición… Los motivos que pueden llevar a una persona a aceptar el cargo de administrador único son variados. Lo que no debes olvidar es que, es un cargo que representa un poder ilimitado dentro de la empresa, pero que conlleva unas obligaciones y responsabilidades. Por eso, desde este espacio queremos darte a conocer cuál es la responsabilidad del administrador único y si no se hacen bien las cosas que problemas pueden surgir. En APF Consultores te podemos ayudar a tomar la decisión correcta.

responsabilidad administrador unico

Responsabilidad del administrador único

Casi todos los creadores de una empresa desean ser administradores pues creen que es la única forma de tener el control de esta. Sin embargo, cuando comienzan a descubrir las obligaciones y responsabilidades personales asociadas al cargo, suelen salir corriendo.

Quien se plantea aceptar el cargo de administrador único debe comprender el alcance de las competencias que se asocian a esta situación y, sobre todo, saber que el límite de su responsabilidad puede llegar a traspasar la barrera puramente profesional para incidir en la personal. Es lo que sucedería, por ejemplo, si se firman documentos sin examinarlos detenidamente, si se actúa sin la diligencia debida en el día a día, si la empresa termina enfrentándose a deudas que acaban afectando al patrimonio personal de quien ha aceptado ocupar ese cargo.

En qué consiste el cargo de administrador único

La Ley de Sociedades de Capital, Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio, establece que toda sociedad mercantil constituida (ya sea, limitada, unipersonal o anónima) debe contar con un órgano de administración responsable de la gestión de la misma. Este órgano puede ser un administrador único, múltiples administradores solidarios o bien un consejo de administración.

Sus funciones y competencia

El administrador único es el representante de la empresa y, por lo tanto, actúa en su nombre en todas y cada una de las gestiones que son necesarias para el cumplimiento de sus fines sociales, desde contratar o despedir empleados hasta firmar contratos con terceros o acudir a juicios.

Duración del cargo

La duración es indefinida, a menos que se establezca lo contrario en los estatutos, pero puede ser cesado en cualquier instante por el socio o la junta de asociados. Asimismo, también puede renunciar. Lo más importante es que ese cese también se anote en el Registro Mercantil.

Importante: el administrador único puede renunciar tras convocar la junta en la que se deberá nombrar el nuevo administrador. Si no se alcanza un acuerdo entre los socios, la empresa quedará descabezada y será carne de liquidación judicial.

Restricciones del Administrador Único

Las únicas restricciones a la actuación del administrador único son las que se establecen en los estatutos, en el acuerdo de socios y las decisiones que la ley reserva a la junta general, como la modificación de los estatutos, la venta de activos esenciales de la compañía o bien, el traslado de la sociedad a otros países.

administrador unico

Proteger el patrimonio personal

Resaltamos 2 de los instrumentos para resguardar tu patrimonio personal y familiar:

Separación de bienes: Cuando alguien es nombrado administrador único, debe aceptar que, en el caso de problemas, puede llegar a responder con sus bienes tanto presentes como futuros, por lo que es esencial que antes de aceptar el cargo, proteja su patrimonio personal y familiar. Haciendo una separación de bienes o bien poniéndolos a nombre de otra persona. Es importante adoptar esta precaución antes de aceptar el cargo de administrador y, por supuesto, mucho antes de que se produzca alguna situación imputable.

Seguros específicos: Es recomendable suscribir un seguro de responsabilidad de administradores y altos ejecutivos de sociedades mercantiles. Es un medio de protección frente a la responsabilidad de los administradores que hayan causado daño a terceros o que devengan deudores por incumplimiento imputable de ciertas prestaciones. Estos seguros no cubren la responsabilidad penal de los administradores y, muchas veces, tampoco las consecuencias civiles de actos cometidos de forma consciente o de mala fe.

Diligencia del administrador de la empresa

administrador unico empresa

La ley de sociedades de capital, en su artículo 225, establece que el administrador debe dirigirse con la “diligencia de un ordenado empresario”. Los artículos siguientes procuran, sin demasiado acierto, matizar el alcance de esta exigencia, al establecer que el administrador:

  • Debe actuar de buena fe, sin interés personal, con información suficiente y conforme un procedimiento de decisión adecuado. Su función principal es gestionar y representar la sociedad, es decir, el administrador único se convertirá en el único responsable y responderá por los actos realizados.
  • Ha de ser fiel, y también obrar de buena fe, por el interés de la sociedad; la deslealtad va a suponer la obligación de indemnizar a la empresa y devolver el enriquecimiento injusto.
  • No puede actuar con fines diferentes a los autorizados por la junta general.
  • Debe guardar secreto sobre las informaciones, datos, informes bien antecedentes a los que haya tenido acceso en el desempeño de su cargo, aun cuando haya cesado en él, salvo en los casos en que la ley lo deje o requiera.
  • Debe eludir enfrentamientos de intereses y abstenerse de participar en la deliberación y votación de pactos.
  • Desempeñar sus funciones bajo el principio de responsabilidad personal con libertad de criterio o juicio y también independencia, respecto a instrucciones y vinculaciones de terceros.
  • Adoptar las medidas precisas para evitar en todo el momento incurrir en situaciones en las que sus intereses, sean por cuenta propia o bien extraña, puedan entrar en conflicto con el interés social y con sus deberes para con la sociedad.

Si piensas en algún momento de tu vida aceptar el cargo de administrador único en una empresa, ten en cuenta que existen responsabilidades y obligaciones para este cargo. 

Sticky
0
octubre 30, 2020

Cuáles son las Obligaciones de una empresa

Un empresario está obligado a dar al trabajador un empleo que tenga relación con su perfil profesional, sea un título de formación profesional, universitaria  o cualquier tipo de titulación a la que se haya solicitado. Otra de las obligaciones de una empresa es, garantizar las condiciones adecuadas, que permita al trabajador una asistencia a los programas de formación determinados de acuerdo con la actividad a desempeñar.

El empresario tiene también la obligación de cumplir con lo establecido en la normativa de prevención de riesgos laborales. Esta acción, permanente, tiene el fin de mejorar los niveles de protección existentes.

Obligaciones de los principios de salud laboral

Las obligaciones que se encuentran en los principios generales de la normativa en salud laboral, la LPRL define, en su art. 14 la obligación empresarial de proteger a los trabajadores frente a los peligros laborales y que fuerza al empresario a garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores en todos los aspectos relacionados con este.


La obligación del empresario cara a la prevención de riesgos se específica en una serie de acciones ordenadas y también integradas en la administración global del proceso productivo cuyos principios son:

  • Organizar la prevención en la empresa. La prevención en la empresa no puede darse si no hay alguien que se ocupe de ella, contando con los medios y la capacitación precisa.
  • Planificación: el empresario debe realizar por escrito el Plan de Prevención.
  • Diseñar una actividad sin riesgos: El principio de toda acción precautoria es eludir los peligros. El empresario debe cerciorarse de que los locales, las máquinas, los materiales y el sistema de organización del trabajo, no van a dañar la salud de los trabajadores/as.
  • Valorar los peligros que no se puedan evitar: Aquellos peligros que no hayan podido evitarse han de ser objeto de evaluación por parte del empresario. Hay que saber cuáles son esos peligros y dónde se encuentran, para poder supervisarlos de forma eficiente.

Además de estas obligaciones de la empresa hacia los empleados, existen otras de carácter obligatorio tanto para los propios empresarios como para sus empleados. Por ejemplo:

El sistema de la Seguridad Social tiene una naturaleza contributiva que se fundamenta en la financiación de los empresarios y los trabajadores.

El empresario tiene como obligación inscribir y registrar a los trabajadores que contrate y cotizar por ellos. Para luego ingresar las aportaciones propias y las de sus trabajadores en las Tesorerías territoriales de la Seguridad Social.

Nota: La obligación de cotizar empieza en el instante en que se empieza la relación laboral y concluye con la extinción del contrato de trabajo.

Obligaciones de una empresa no son solo cuestiones legales

¿Alguna vez te has planteado que no es una cuestión sólo legal sino también de reputación e imagen?

Está claro que si incumplimos esos deberes y obligaciones a los que la ley nos obliga puede haber consecuencias. Pero, ¿y la confianza de los clientes? ¿Y la reputación de la empresa? ¿Cuál es el valor de que ésta caiga por los suelos?
Piensa por un momento en los activos de tu empresa. Quizás te vengan a la cabeza activos inmobiliarios, el listado de clientes, o bases de datos, o tal o cual tecnología, o tal o cual metodología.

En una situación en que la reputación de la empresa se ve dañada todo puede pender de un hilo.
Así que quizás no es descabellado pensar que la reputación de una empresa es el principal activo que tiene, el más importante, en el que se sustenta su supervivencia en el mercado.

Para eludir sanciones las obligaciones de la empresa son fundamentales

La manera más eficaz de eludir las sanciones es cumplir la regla.
Adelantarse a la legislación. Siendo proactivos y con un buen asesoramiento externo podemos adelantarnos a los posibles cambios legislativos que se generen. Resguardar y prosperar el activo reputacional de la empresa, como su imagen pública.


Cada caso es diferente y por este motivo lo mejor es someterse a un diagnóstico adaptado merced al que, con ayuda de especialistas en asesoramiento empresarial, se adviertan las obligaciones y necesidades legales.

Obligaciones fiscales de la empresa

Antes de comenzar la actividad empresarial:


El empresario debe presentar la declaración censal (modelo 36 o 37).
Registrarse en el Impuesto de Actividades Económicas (solo si está sujeto a este impuesto y se va a hacer en los modelos 840/848. Si está exento servirá con presentar el 36 o el 37.

Después de empezar con la actividad:

El empresario deberá presentar las declaraciones del Impuesto sobre el Valor Añadido trimestralmente (modelo 303) y un resumen anual (modelo 390)

Debe declarar sus ingresos:
Si tributa por el Impuesto sobre la Renta – IRPF (autónomos, sociedades civiles y comunidades de recursos sin personalidad jurídica); trimestralmente deberá realizar los pagos fraccionados a cuenta (modelos 130 y 131) y anualmente la declaración del IRPF (modelo D-100).


Si tributa por el Impuesto de Sociedades (sociedades mercantiles y sociedades civiles con personalidad jurídica y objeto mercantil); trimestralmente deberá realizar los pagos fraccionados a cuenta (modelo 202) y anualmente la declaración del Impuesto de Sociedades (modelo 200).


Si efectúa pagos sometidos a retención, ya sea por tener empleados, o bien por realizar pagos a profesionales, por abonar rendimientos del capital mobiliario deberá presentar, (modelos111, 190).


Deberá también, efectuar la declaración anual de operaciones con terceros a lo largo del mes de marzo, cuando en el año anterior hayan efectuado operaciones con otra persona o entidad que en conjunto hayan superado los 3.006 €. Para este caso el modelo es el 347.

Una vez se finaliza la actividad empresarial:

El empresario, al finalizar su actividad empresarial deberá presentar la declaración censal (modelo 36 o 37) en el plazo de un mes.

También, por otra parte, presentar la baja en el Impuesto de Actividades Económicas, solo si está sujeto a este impuesto y se hará en los modelos 840/848.

Si está exento servirá con presentar el modelo 36 o el 37 en el plazo de un mes desde el cese de actividad.

Obligaciones contables en la empresa

El libro de inventarios y cuentas anuales comienza con el cómputo inicial detallado de la empresa en cuestión. Por lo menos, trimestralmente, se transcribirán con sumas y saldos los cómputos de comprobación. Asimismo, se transcribirán el inventario de cierre de ejercicio y las cuentas anuales.

El libro diario registra diariamente todas y cada una de las operaciones relativas a la actividad de la empresa. Sin embargo, se considerará válida la anotación conjunta de los totales de las operaciones por periodos inferiores a un mes, siempre que aparezca en otros libros o registros, en concordancia con la naturaleza de la actividad tratada.


Las cuentas anuales han de ser redactadas con claridad, mostrando la imagen leal del patrimonio, de la situación financiera y de los resultados de la empresa, conforme con las disposiciones legales. Por esta razón, en la contabilización de las operaciones, no solo se atenderá a su forma jurídica, sino más bien a su realidad económica.

Sticky
0
octubre 28, 2020

Cómo montar una empresa

ideas para montar una empresa

Si estás buscando como montar una empresa en plena era digital, y es tu año oficial como emprendedor, debes ser conocedor de múltiples pasos antes de hacerlo. Para crear una empresa hoy en día ya no es suficiente con abrir tu negocio y que tus clientes comiencen a llegar. La competencia es mayor y el negocio offline debe complementarse con una versión online que represente con precisión los valores y servicios de tu proyecto empresarial.

De ahí que, para facilitarte el camino y que no pierdas tiempo buscando entre miles y miles de blogs, aquí encontrarás consejos indispensables a fin de que tu negocio arranque en la dirección adecuada.

5 pasos para montar una empresa

como montar una empresa
  • Determinar la forma jurídica
    Lo primero es determinar la clase de empresa que crearás y estipular la forma jurídica: sociedad anónima, sociedad limitada, cooperativa… para valorar que opción es la que más te conviene, te recomendamos que te pongas en contacto con nuestra consultoría.
  • Capital social
    Depositar en una entidad una cantidad de dinero, que cambiará dependiendo del capital social demandado en todos y cada uno de los casos anteriores. Para una sociedad limitada el mínimo son 3.000 euros, y para una sociedad anónima el capital no va a poder ser menor de 60.000 euros.
  • Pedir el NIF
    Conseguir el Número de Identificación Fiscal en Hacienda, primero el provisional, presentando la documentación precisa (modelo 36, copia de la escritura de constitución y copia de los estatutos), y después el definitivo (no más tarde de los 6 meses) presentando la escritura.
  • Inscripción en el Registro Mercantil
    Inscripción de la empresa en el Registro Mercantil Provincial para conseguir la plena competencia jurídica. Se realizará en la oficina del Registro Mercantil de exactamente la misma provincia donde la empresa esté domiciliada.
  • Alta del IAE
    Hay que registrarse en el Impuesto sobre Actividades Económicas con la actividad empresarial que se realizará, en una oficina de la Hacienda.

Otras cosas que debes hacer

montar una empresa

Además de todo lo anterior, debes también efectuar otros tramites necesarios.

Certificación negativa
Desde el Registro Mercantil Central, tendrás que obtener la Certificación negativa del nombre de la sociedad (CNN) que acredite la exclusividad y no existencia de otra sociedad con exactamente el mismo nombre. Se puede gestionar presencialmente, con un impreso en las oficinas del Registro Mercantil, por correo o bien mediante la página web.

Creación de la sociedad
Debes efectuar una escritura pública ante notario en el que los asociados firman la constitución de la sociedad.


Libros de sociedades
Legalizar los libros de sociedades (libro de inventarios, libro de cuentas anuales y libro diario) en el Registro Mercantil pertinente de la provincia. Consiste en poner un certificado oficial en la primera página de los libros y marcar el resto de las hojas con el sello del Registro.

Registro de patentes y marcas
Registro de signos propios como pueden ser palabras, oraciones, imágenes o bien símbolos en la Oficina De España de Patentes y Marcas, puesto que haber registrado previamente una denominación en el Registro Mercantil no significa tenerla protegida como marca.

Y por último, la puesta en marcha
Tras efectuar las gestiones precedentes estarás prácticamente listo para iniciar tu negocio. Si bien, en dependencia de la tipología es posible que debas hacer algún tramite más. Por ejemplo, si tienes trabajadores deberás comunicar la apertura del centro de trabajo a la Dirección Provincial del Ministerio de Empleo y Seguridad Social y conseguir un libro de visitas para las inspecciones. Además de esto, es muy aconsejable conseguir un certificado electrónico para poder firmar la documentación electrónicamente y agilizar procesos. Si quieres externalizar todos estos trámites y otros tanto que tendrás que realizar regularmente, te recomendamos confíes en nuestra asesoría y que simplemente te preocupes de hacer crecer a tu negocio.

Cómo montar una empresa: Claves esenciales

1. Investiga el mercado y analiza todas las posibilidades para tu nueva empresa

No te lances sin más y antes de embarcarte en la aventura de montar una empresa, conoce bien el mercado en el que se mueve tu proyecto. Cada ámbito es un mundo y los negocios no funcionan igual en todos los países y ciudades. Es posible que si te dedicas a la venta on line tu actividad traspase fronteras, pero si lo que ofreces es un servicio o se trata de un negocio físico, tu trabajo se desarrollará en un campo local.

Establece cuáles son las debilidades y las fortalezas de tu negocio:

  • Exactamente en qué puedes prosperar.
  • Qué puntos te hacen más fuerte o te distinguen del resto de empresas.

Asimismo, debes conocer las amenazas que puedes hallar, si podrías superarlas y las ocasiones que te ofrece ese sector. El análisis DAFO es un factor básico para el lanzamiento de una empresa.

2. Si tu empresa es también online, crea una buena estrategia de marketing

Tu estrategia de marketing ha de estar alineada con tus objetivos. Establece dónde se encuentra tu público objetivo y define bien tu cliente potencial, cuáles van a ser tus canales de difusión, de qué forma y con qué asiduidad vas a crear contenidos en tu blog.

3. Elige un dominio con el nombre de tu negocio para una posible página web

Tendrás que tener presencia online, por lo que debes crear una web que te dé visibilidad, si tu nombre y dominio incluyen esa palabra mágica tendrás unos puntos extra. Que registres un nombre de empresa al montarla, no quiere decir que ese nombre quede asimismo reservado en el mundo online.

Recursos Humanos y atención al cliente de la Empresa

Si vas a contratar trabajadores deberás estar al día en los aspectos que competen a la selección de personal y entrevistas de trabajo, bajo el lado empresarial.

La contratación de personal para una empresa ha cambiado mucho en estos últimos años. Redes sociales y blogs se han convertido en un Curriculum Vitae en directo de nuestras habilidades e intereses. No solo Linkedin puede resultar eficaz en ese campo, si buscas un diseñador o un decorador para tu negocio, posiblemente te encuentres con que tienen un portafolio en una web o bien una página en Facebook.

Las redes sociales reflejan nuestra experiencia como cliente. No son pocos los halagos a ciertos negocios, pero tampoco pocas son las protestas.
Controla lo que se afirma de tu negocio en las Redes Sociales y, si existe alguna protesta, responde de forma profesional y procura resolver cada uno de los problemas con ellos.

Sticky
0
octubre 27, 2020

Contratar la contabilidad a una asesoría | Ventajas y desventajas

ventajas contratar contabilidad

¿Eres dueño de un negocio? ¿Piensas en montar un negocio? Si la contestación a alguna de estas preguntas es “sí”, debes tener en consideración que, aparte de tu actividad principal, muchas son las actividades que debes enfrentar en el funcionamiento de tu empresa: funciones administrativas, técnicas, sociales y financieras entre otras tantas.

Debido a la gran cantidad de actividad, muchas empresas prefieren contratar ciertos servicios a una empresa externa para que soporten algunas funciones.  Por ejemplo, contratar los servicios relacionados con la contabilidad de la compañía a un asesor. Pero debes saber que existen ventajas y desventajas al contratar la contabilidad a una asesoría.

 

Ventajas de contratar la contabilidad a una asesoría

contratar contabilidad asesoria

Son muchas las ventajas de externalizar esta clase de servicios:

La contabilidad es una labor difícil que requiere bastante tiempo, un tiempo que podrías invertir en optimizar y potenciar la actividad de tu empresa. Para un ahorro de costes, en numerosas ocasiones son los propios empleados de la empresa los que se hacen cargo de esta labor. Por este motivo, el empresario se verá obligado a contratar más trabajadores que desarrollen el resto de actividades. La experiencia de una empresa externa para realizar la contabilidad puede asegurar mejores resultados. Aparte de aceptar un servicio adaptado que se amolda a las necesidades propias de cada empresario, está al día de los cambios legislativos, labor de investigación que, indudablemente, requiere una elevada cantidad de tiempo para una pyme inexperta.
Contratar la contabilidad a una asesoría evita la obsolescencia, puesto que al estar a cargo de una asesoría profesional la empresa obtendrá acceso a sistemas modernos y de nueva generación.

¿Contratar la contabilidad con la asesoría merece la pena?

Uno de los fallos más frecuentes de los emprendedores y las pymes es intentar cubrir todos y cada uno de los campos que componen la administración empresarial: marketing, producción, ventas, contabilidad, fiscalidad, etc. La principal razón para hacerlo, es la carencia de recursos y la falta de capital.

La contabilidad de una empresa, es un pilar bastante importante, pero hay emprendedores que piensan que lo pueden hacer todo. Muchos orquestan que tienen la capacidad de desempeñar múltiples papeles en la empresa, además, de los tradicionales.

No obstante, muchas empresas ya se plantean si contratar la contabilidad con una asesoría merece o no la pena. Dicho de otra manera, que son más productivos dedicándose a otras tareas que no sean los números y, al ver el tiempo o esfuerzo mental que les ocupa las cuestiones relacionadas con la contabilidad, llegan a la conclusión que contratar a un asesor le sale muy rentable.

Desventajas de contratar la contabilidad con la asesoría

contratar contabilidad

Pese a todos estos beneficios esta clase de externalización asimismo cuenta con ciertos riesgos:

Peligros de seguridad: Contratar una empresa externa supone siempre ceder información privada del negocio a un tercero, de ahí que debas asegurarte muy bien de qué asesor contratas. También es posible que una asesoría pueda tener algún tipo de vulnerabilidad en sus sistemas y poner en riesgo los datos de sus clientes.

Costes no necesarios: Un asesor puede valorar las necesidades de empresa/cliente y hacerle un presupuesto a la medida de sus necesidades. Pero, existe el peligro de que, si no es del todo profesional, se anime a invertir exageradamente en tecnología y hacer que su cliente pague lo que no debe.

También es interesante considerar que la asesoría a la que contrates pueda continuar ofreciéndote sus servicios a largo plazo puesto que, volver  a buscar a otro asesor en el caso de quiebra del primero, es una labor que suele llevar algún tiempo y dedicación.

A menudo, se piensa que solo contratan este tipo de servicios, grandes compañías. Pero al pensar esto, nos equivocamos rotundamente puesto que, cada vez más, pequeñas y medianas empresas optan por externalizar una parte de sus servicios, permitiéndoles dedicarse por completo al crecimiento de su negocio.

Asesoría Física u Online

Si tienes una empresa de un tamaño mediano tal vez sea preferible que te decantes por una consultoría o asesoría física. Es preferible que el asesor se involucre algo más con el cliente y uno de los inconvenientes de la gestión online es la carencia de contacto entre las dos partes. El servicio de una asesoría presencial es más adaptado, y la carencia de involucración del asesor es un factor negativo para la mayoría de empresarios. Muchas de las asesorías online no incluyen ciertos servicios, por ejemplo la contabilidad o el asesoramiento fiscal. Por eso es conveniente que, cuando contrates una asesoría online te asegures de que ofrecen todos estos servicios.

Sin embargo, existen asesorías online que hacen todos los trámites,están capacitadas y son eficientes.

De igual modo, lo mismo pasa con las asesorías presenciales, muchas solo ofrecen servicios de gestoría o pequeños tramites que, para lo que necesitas no te servirá.

Para evitar estos inconvenientes, te aconsejamos que tengas en cuenta ciertos aspectos:

  • Busca alguna asesoría contable que actúe, o haya actuado, en el área de tu empresa, la especialización es esencial.
  • Haz una toma de contacto con múltiples asesorías, sobre todo, las que te hayan recomendado asociados u otros empresarios satisfechos con su servicio.
  • Pregunta quién se ocupará de manera directa de tu contabilidad (ha de ser alguien específico), que te señalen su capacitación y experiencia, y cómo será la comunicación.
  • Escoge la asesoría que sepa explicarte bien las cosas, de este modo, aparte de aconsejar, te aportará valor.
  • Si puedes, investiga sobre otros clientes de la asesoría, recientes y antiguos, y cuál fue su trayectoria con esa asesoría.
  • Estudia la reputación de esa empresa por Internet y examina qué comunican en sus redes sociales, en el caso de que las tengan.

Una vez valorados los inconvenientes y ventajas de cada opción puedes elegir la asesoría que más te interese.

Sticky
0
octubre 25, 2020

Cambiar de Asesoría ¿Cómo tramitar el cambio con éxito?

Cuando acaba el año, muchos autónomos y empresas se plantean cambiar de asesoría. El motivo principal es que el consultor haya cometido un fallo que produzca una sanción. Pero, hay otras causas como el coste del servicio o bien la calidad de la atención prestada.

Como empresario debes conocer cuáles son las necesidades de tu negocio y buscar una asesoría que pueda gestionar todo el servicio que necesitas.

¿Por qué razón cambiar de asesoría?

cambiar de asesoria

Si consideras que tu actual asesoría, ya sea fiscal, laboral o contable:

  • No cubre las expectativas que tenías al comienzo.
  • Tiene un coste elevado para el servicio que ofrece.
  • No te notifica de las novedades legales y debes preguntarle si las noticias que has leído o bien escuchado te afectan o no.
  • No te notifica sobre subvenciones o ayudas que puedan ser beneficiosas para tu negocio.
  • Tarda en contestar a mails o devolver tus llamadas.
  • No te notifica anticipadamente de la situación de tu negocio, debido a que tarda bastante en contabilizar las facturas. Siempre espera al último instante.
  • No cumple los plazos o lo hace en el último momento.
  • No te deja tiempo para prever el dinero que precisas para cubrir impuestos, seguros sociales, entre otras obligaciones.
  • Ha tenido múltiples fallos leves y ya no tienes la misma confianza que tenías.
  • No te facilita datos de tu empresa cuando se los pides y siempre debes andar detrás de los responsables para que te faciliten los datos que necesitas en un momento dado.
  • No aporta valor añadido a tu negocio.
  • Es un mero tramitador de impuestos y nóminas.
  • No la ves comprometida contigo ni con tu negocio. Sientes que eres un número más y que no le importa de qué forma te vaya.
  • Si por casualidad han olvidado la presentación de un impuesto y por su culpa debiste abonar la sanción y los intereses de demora.

 

Escucha con atención; “tu asesoría no está cumpliendo bien sus funciones”.

 

Tendemos a eludir los cambios. Por comodidad, nos quedamos quietos, sabiendo de que la situación no es buena. Pero, si te pasa todo lo anteriormente mencionado, debes buscar otra consultoría o asesoría que se adapte a tus necesidades y que te ofrezca el máximo ahorro fiscal. Por mucho que te cueste, da el paso inicial.

Cambiar de asesoría ¿Cuál es el momento ideal?

Puedes cambiar de asesoría en cualquier instante. Pero también deberás tener en cuenta que puede depender de la clase de contrato que hayas firmado y lo que señalen sus cláusulas de rescisión.
Siempre hay momentos más propicios que pueden ser más fáciles para ti y para la nueva asesoría.

Los mejores momentos para efectuar el cambio de asesoría son:

 

  • Al comienzo del año, puesto que se ha cerrado un ejercicio y empieza otro. Toda la documentación está localizada, la contabilidad cerrada y presentados todos los impuestos del año precedente.
  • Al final de cada trimestre. En este caso, la contabilidad no está cerrada, pero es muy probable que se hayan presentado los impuestos trimestrales y es más simple para el nuevo asesor reanudar el trabajo donde lo dejó el anterior asesor.
  • En cualquier momento, siempre que puedas organizar el cambio con tiempo.

¿Cómo efectuar un cambio sin problemas?

momento para cambiar de asesoria

Primero deberás comunicar a tu actual asesoría del cambio, no sin ya antes haber revisado si existe en su contrato alguna cláusula que te fuerce a un determinado aviso previo o alguna formalidad.

Documentación a pedir al cambiar de asesoría:

Deberás pedir a tu actual asesoría toda la información tuya que se encuentre en su poder:  documentos originales (escrituras, contratos, facturas), copia de impuestos presentados, nómina, seguros sociales, toda la contabilidad, libros de facturas.

La documentación a pedir cambiará dependiendo del momento del año. Lo idóneo es que la nueva asesoría se ocupe de determinar la documentación que va a ser precisa tras valorar tus necesidades más urgentes.

Ten en cuenta que, toda esa documentación y datos, son de tu propiedad. Por eso la asesoría que cesa sus servicios está obligada a entregártelos.

Debes entender al asesor como parte de tu negocio. Cuanta mayor información tenga, mejor te conocerá y podrá ayudarte de la mejor manera posible. Aparte de eludir fallos, podrá aconsejarte sobre opciones de ahorro, ayudas y subvenciones y formas de mejorar tu empresa.

¿Qué debes valorar para saber si has acertado?

cambiar de asesoria con exito en valencia

Debes conocer cuáles son las necesidades de tu negocio y buscar una asesoría fiscal y contable que pueda darte estos servicios.

Claves sencillas para cambiar de asesoría:

Profesionalidad
La idea de cambiar se genera cuando tu asesor no cumple con un mínimo de calidad en el servicio que te ofrece. De ahí que debas buscar buenos profesionales.

Al inicio parece una tarea difícil, pero saber la opinión de otros empresarios sobre el servicio que les ofrecen sus asesorías puede suponer una ayuda en la tarea de búsqueda de tu nueva asesoría.

Por otro lado, puedes buscar mediante Internet información sobre los profesionales que trabajan en asesorías.  Por ejemplo, en la red profesional linkedin puedes visitar los perfiles de empresas, su preparación y experiencia profesional.

Tarifas
Muchos empresarios se muestran insatisfechos por los precios. Debes abonar por los servicios contratados y no por más. Al cambiar de asesoría solicita un presupuesto del servicio que se adapte a tus necesidades y confirma de que pagas por el servicio que te ofrecen.
Considera que el barato puede salir caro. Las empresas asesoras fiscales que ofrecen tarifas bajísimas, prestan servicios mínimos y te aconsejan muy puntualmente. De este modo lo que has ahorrado en consultoría, lo debes abonar entonces en impuestos o sanciones. Otras asesorías se restringen a contabilizar las facturas, sin que les importe la situación real del negocio.


El trabajo de una consultoría no es solo administrar, sino más bien aconsejar.

Es conocer las necesidades de tu cliente, recomendarlo en temas fiscales, contables y laborales ayudándolo a amoldarse a los cambios legales, examinar sus estados financieros, planteando medidas correctoras si así fuesen necesarias.
De este modo el empresario considerará a la asesoría como una parte imprescindible del negocio en vez de un despacho al que le encarga los impuestos y la contabilidad.

Atención personalizada
Si tu asesor no te atiende cuando lo precisas o no puedes encontrarlo, no te presta un buen servicio. Tu asesoría ha de estar ahí para tu empresa y ayudarte en tus dudas.

Cada negocio es único y una buena asesoría debe amoldarse a las necesidades particulares de cada cliente. Para eso es esencial que tenga múltiples sistemas de comunicación bien estructurados, que se amolden a ti y a tu negocio. Atención telefónica, por e-mail, por skype o presencialmente si el cliente de este modo lo requiere.

Si te has planteado cambiar de asesoría o si tienes dudas, contacta con nosotros. Vamos a estar encantados de ayudarte.

Sticky
0
  • APF GESTORIA

    Forma parte de nuestro club en las redes sociales

    Avenida Los Serranos, 16, La Pobla de Vallbona, Valencia

    Plaça de la Porta de la Mar, 6, Tercer Piso, 46004 Valencia ( Cita Previa )

    EMAIL:
    info@apfconsultores.es

    TELÉFONO:
    Móvil: 629 94 26 14

    Fijo: +34 960 118 391